En la vida organizacional, constantemente debemos afrontar nuevos desafíos. Cuando los tiempos se acortan y los acontecimientos son estresantes o complejos, desarrollemos el trabajo que desarrollemos y ocupemos el puesto que ocupemos hay dos aspectos que seguro nos será de alta utilidad potenciar al máximo: La Capacidad de Influencia y La Productividad Eficaz.

Existen dos innovadoras y disruptivas herramientas que nos ayudaran a alcanzar nuestro objetivo de mejorar en cada una de estas dos áreas de desarrollo personal: La Sinergología y la Neurotecnología.

El exigente entorno competitivo en el que se desarrolla la carrera profesional de los ejecutivos hace que su profesión requiera de un rendimiento cognitivo excepcional ya que necesita de un buen manejo del estrés, una excepcional capacidad de multitasking, una buena capacidad de atención o concentración, y un procesamiento rápido de la información para una toma de decisiones ágil y acertada.

Del mismo modo que cuando practicamos un deporte o vamos al gimnasio ejercitamos distintos tipos de músculos, a nivel cerebral existen diferentes funciones (atención, memoria, planificación, inhibición, resolución de conflictos, velocidad de respuesta, entre otras) que pueden entrenarse con ayuda de la Neurotecnología.

 

David Ganuza noticia. BCC Conferenciantes

 

En cuanto a la Capacidad de Influencia, para poder influir es imprescindible comprender a un nivel profundo la comunicación de nuestro interlocutor y el impacto que producimos en él para poder reorientar la comunicación en tiempo real en pos de producir el efecto deseado.

Cuando hablo de un nivel profundo de comprensión de nuestro interlocutor, me refiero a atender tanto a sus palabras como a lo que no dice pero que es revelado por sus reacciones corporales. En este ámbito la Sinergología se ha revelado como una herramienta sumamente eficaz siendo ya utilizada en distintos ámbitos (negociación, liderazgo y management) y se ha aplicado con éxito tanto en procesos judiciales como en procesos de whisteblowing en el mundo empresarial.

La Sinergología es un método sistémico y fiable de análisis del lenguaje corporal. Está basado en el reflejo corporal de nuestra actividad cerebral y basa sus análisis en una metodología de observación (S.A.M) y una de valoración (A.S.S.A.T).

A través de la Sinergología podemos valorar la disposición a la comunicación que presenta nuestro interlocutor, comprender cómo se siente, interpretar sus reacciones corporales e identificar sus estrategias relacionales. En base a los ítems observados podremos valorar la autenticidad de las declaraciones, el grado de aceptación de nuestras propuestas e incluso las preferencias de nuestro interlocutor aunque no lo verbalice.

David Ganuza es una referencia internacional en el ámbito de la Comunicación No Verbal, especializado en la metodología de la Sinergología®, en la cual, a nivel mundial, sólo dos personas de habla hispana cuentan con su nivel de certificación como Enseignant Synergologue”®