Ana Maiques

Fundadora de Starlab

Tercer premio a la mujer más innovadora de la Unión Europea en 2014

Ana Maiques conferencias, speaker, keynote speech

El conocimiento científico es básico para que nuestra sociedad avance.

Español · Inglés

La fundadora de Starlab, Ana Maiques, ha recibido el tercer premio a la mujer más innovadora de la Unión Europea en 2014, dotado con 25.000 euros. La ejecutiva dirige la empresa, completamente internacional, especializada en la investigación e innovación ligada al espacio y la neurociencia.

Una de las principales preocupaciones de Maiques, que coordina una compañía de 30 personas entre científicos, ingenieros y economistas es la comercialización de la investigación puntera que se produce en Starlab, para lo que crearon la spin off  Neuroelectrics.

Una de las creaciones de Starlab, con sede central en Barcelona y otras en India o Harvard, es el casco inalámbrico Enobio, que permite leer la actividad cerebral y estimularla, algo que puede servir para tratar la hiperactividad o buscar marcadores que ayuden a entender mejor el parkinson. Además, el casco permite excitar o inhibir el cerebro, por lo que otras enfermedades como la depresión o los ictus pueden verse beneficiadas por sus efectos.

Ana Maiques reitera en su discurso que aunque ya podemos observar grandes aplicaciones de la neurociencia, estamos sólo ante los primeros pasos de un sector emergente que, además, dispone de recursos económicos para su desarrollo ya que entender cómo funciona el cerebro es uno de los grandes retos de futuro. Además, la empresa, en su división Starlab Space, desarrolla aplicaciones satelitares innovadoras que permiten una gestión más eficiente del agua y de las energías renovables.

Ana Maiques gasta enormes esfuerzos en potenciar a los profesionales de la ciencia. Lamenta la poca valoración social que tienen los físicos y matemáticos hoy. La buena marcha de la empresa, que ya obtuvo beneficios en el cuarto año de su creación, se ha concretado con la apertura de una filial, Star2Earth, en la incubadora de empresas de Estec, el centro que la Agencia Espacial Europea tiene en Nordwiijk (Holanda).

El matrimonio profesional Ruffini Maiques está al frente de un negocio que factura alrededor de 1,8 millones de euros y tiene en la Agencia Espacial Europea su principal cliente, además de otras compañías como Endesa o Kodak.