Clayton M. Christensen

Gurú en Estrategia empresarial.

Autor de “The Innovator’s Dilemma”

Clayton M. Christensen speaker, conferencias, keynote speech
Inglés

Clayton M. Christensen es conocido por elaborar el término “Innovación disruptiva”, que describe un proceso por el cual un producto o servicio comienza inicialmente con aplicaciones sencillas en la base del mercado para luego llegar a lo más alto, consiguiendo desplazar con el tiempo a otros competidores. Profesor adjunto de Administración de Empresas en la Escuela de Negocios de Harvard, sus investigaciones y temas se centran en la gestión de la innovación tecnológica, el desarrollo de capacidades de organización y en encontrar nuevos mercados para las nuevas tecnologías.

Antes de formar parte de la facultad de Harvard, Clayton M. Christensen fue presidente de Ceramics Process Systems Corporation (CPS), firma de la que él fue co-fundador con varios profesores del MIT en 1984. De 1979 a 1984 trabajó como consultor y gestor de proyectos con el Boston Consulting Group, donde fue clave para crear y asesorar a la firma en lo referente a la estrategia de fabricación.

En 1982 Christensen fue nombrado Miembro de la Casa Blanca, y trabajó como asistente de los secretarios de transporte de EE.UU. Drew Lewis y Elizabeth Dole.

Christensen ha sido, desde 1986, miembro del comité de planificación estratégica del Hospital Brigham en Boston y ha sido miembro y presidente de la Asociación Americana para la diabetes. Sus artículos han sido publicados en the Wall Street Journal, The Harvard Business Review, Business History Review, Research Policy, Industrial and Corporate Change, Strategic Management Journal and Production and Operations Management.

En su trabajo “El dilema del innovador: cuando las nuevas tecnologías causan la caída de grandes compañías” Christensen se pregunta por qué algunas compañías bien dirigidas, con buena tecnología y un buen servicio de atención al cliente pueden fallar. Su propia investigación le llevó a una asombrosa conclusión: cuando las compañías ponen demasiado énfasis en la satisfacción de las necesidades del cliente, dejan de adoptar la nueva tecnología necesaria para cubrir las necesidades futuras de dicho cliente, lo que provoca el retraso de las compañías. Christensen llama a este fenómeno “tecnología disruptiva” y demuestra sus efectos en industrias tan diversas como las de fabricación de discos duros o de venta al por menor.

En uno de sus últimos libros titulado, “Disrupting Class” afronta las causas del fracaso del sistema educativo Americano. Según el autor, hay que revolucionar la escuela, aplicando un sistema de enseñanza diferente para cada niño, en función de cómo sea y con la ayuda de los ordenadores, el software, la web 2.0 y transformando el papel de los profesores convirtiéndoles en tutores. Un proyecto apasionante donde Clayton M. Christensen explica cómo hay que ir aplicando los cambios en la práctica, basándose en su gran conocimiento de la innovación disruptiva, que ha adquirido durante años.

Estrategia empresarial

Innovación tecnológica en las empresas

Educación: la Universidad Innovadora

Revolución en las escuelas

EL ADN DEL INNOVADOR

El ADN del innovador, de Jeff H. Dyer, Hal B. Gregersen y Clayton M. Christensen, incide sobre la innovación disruptiva para mostrar cómo se pueden desarrollar las habilidades necesarias que permitan consolidar con éxito cualquier proyecto, desde la concepción de una idea hasta su culminación.Mediante la identificación de las características propias de algunos de los mejores innovadores del mundo –como los fundadores de Amazon, Apple, Google, Skype y el grupo Virgin–, los autores destacan cinco habilidades que distinguen a los empresarios y directivos innovadores del ejecutivo corriente:· Asociación· Cuestionamiento· Observación· Networking· Experimentación Una vez dominadas estas competencias, los autores explican cómo puede concebir nuevas ideas, colaborar con colegas para implementarlas y crear habilidades de innovación que potencien la competitividad de su organización. Esta ventaja innovadora puede traducirse en un significativo incremento del valor de las acciones de su compañía –una prima de innovación– que sólo puede generarse mediante la inserción del valor de la innovación en las personas, procesos y directrices que conforman su organización. Práctico y provocador, El ADN del innovador es un referente esencial para las personas y los equipos que quieran fortalecer sus habilidades innovadoras.

EL ADN DEL INNOVADOR

El dilema del innovador

El dilema del innovador

La solución del innovador

La solución del innovador

Pregunta por más información sobre

Clayton M. Christensen

Contacto

Artículos