Luis Iván Cuende

“La paradoja del niño prodigio”. Fundador de Asturix y Stampery

Mejor programador europeo menor de 18 años en el certamen HackNow

Luis Iván Cuende speaker, conferencias, keynote speech
Español · Inglés

Aprendió a programar con 11 años, con 12 diseñó su primer sistema operativo y con 15 ganó su primer premio en Berlín. El ‘hacker’ Luis Iván Cuende ni siquiera tiene 20 años pero ya ha conocido el fracaso y ha escrito un libro contra el sistema educativo. Ahora prepara una herramienta para ‘jubilar’ a los notarios.

Muchos lo conocen por el libro Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo” (2014), que incluye una crítica despiadada del sistema educativo y que le ha dado cierta notoriedad.

Su nuevo proyecto. Se llama Stampery, es un sistema de certificación de mensajes que está basado en la tecnología de la moneda virtual Bitcoin y es capaz de certificar sin errores la propiedad de un documento y su hora exacta de envío. Si Stampery tuviera éxito, podría jubilar forzosamente a los notarios. O al menos así lo cree Luis, que piensa en un mercado global.

Luis Iván Cuende nació el 26 de septiembre de 1995 y tocó su primera tecla con apenas tres años. Pero no se enganchó a la programación hasta cumplir los 11. “Fue entonces cuando descubrí el software libre y la filosofía que tiene detrás”, explica. “Al principio no le veía el valor diferencial. Luego me di cuenta de que personas como yo podían descargar esos programas y utilizarlos”.

Se declara autodidacta y asegura que todo lo aprendió en la Red y sin ayuda de su padre, que es informático. El joven Luis se dio a conocer por medio de Asturix: un sistema operativo sencillo que aspiraba a competir con los omnipresentes Windows y MacOS. “Se trataba de desarrollar algo que hasta mi madre pudiera utilizar”

Asturix arrancó cuando Luis Iván Cuende apenas tenía 12 años y sus primeras versiones tuvieron una cierta repercusión en Rusia y en Latinoamérica. Entre sus logros más notables, introdujo el reconocimiento facial como contraseña un año antes de que Google lo incluyera en Android.

El certamen HackNow coronó a Luis en 2011 como el mejor programador europeo menor de 18 años. Apenas tenía 15 y recogió el galardón en Berlín, donde habló en público por primera vez ante una audiencia asombrada por su juventud.

Luis Iván Cuende es un hacker idealista que ha creado varias empresas y tiene muchos proyectos en su cabeza. Se confiesa caótico pero mantiene una cierta disciplina en su trabajo. Sus respuestas rápidas son comprometidas. Le gusta ‘mojarse’ y disfruta con el debate. Luis cree que el mundo puede cambiar de forma revolucionaria gracias a dos avances: Internet y Bitcoin.

Algunos de los referentes de Luis Iván Cuende son grandes nombres de Internet y del software libre como Elon Musk, creador de PayPal, los coches eléctricos de Tesla Motors y SpaceX e impulsor de SolarCity entre otros proyectos. También Richard Stallman (padre del software libre), John Maddog Hall (presidente de la ONG Linux International).

Una constante en el discurso de Luis es su crítica al sistema educativo español, que define en una palabra: “Adoctrinamiento”. Luis dedica más de un capítulo de su libro a criticar la educación reglada. Odia especialmente la sintaxis -“esa extraña forma de subrayar palabras categorizándolas, tan útil para el día a día”. Luis propone tres ideas para mejorar el sistema educativo, La primera, que sean los alumnos quienes se encarguen de transmitir el conocimiento y que el profesor sea una especie de tutor o guía. La segunda, no dedicar tanto tiempo a la teoría y dedicar más tiempo al aprendizaje práctico. La tercera, eliminar del temario lo que no sea útil.

Escuchar las ideas y opiniones de Luis resulta chocante a la luz de su aspecto de adolescente. A uno le cuesta trabajo recordar sus siete años de experiencia como empresario y la evidencia de que este joven de 19 años ya no es un niño prodigio.

Emprender con éxito

Innovación y Tecnología

Software Libre

Programación Informática

Bitcoin

Desarrolladores

Motivación

TENGO 18 AÑOS Y NI ESTUDIO NI TRABAJO - ¡Monto Empresas Y Vivo Haciendo Lo Que Me Gusta!

«Me di cuenta de que llevaba seis años siendo alienado por un sistema educativo totalmente obsoleto. Me rebelé contra ese sistema y decidí dedicar mi tiempo a mi pasión.» Así empieza la historia de Luis Iván Cuende. Después de ser premiado mundialmente, este emprendedor precoz no ha parado ni un momento de innovar y desarrollar proyectos. Ha conocido el éxito y el fracaso, aprendiendo por el camino que los valores que promueve nuestra sociedad ya no valen para este siglo. Cuende reivindica una educación para la creatividad y la inspiración, que añada valor a lo que hacemos y prepare a los más jóvenes para salir adelante. Descubierta su gran pasión, Cuende practica desde hace años una filosofía de vida basada en intentar hacer sólo lo que le gusta. Aplicando esta sencilla regla, asegura, cualquier ser humano estará más cerca de encontrar la felicidad. Además, Cuende dice que con su trabajo aspira a ayudar a los demás, tratando de hacerles la vida más sencilla. Y no le tiembla el pulso a la hora de exponer su deseo último: cambiar el mundo. No con grandes descubrimientos revolucionarios, sino simplemente mejorando las cosas, intentando dejarlo todo mejor de lo que estaba cuando llegó a este planeta. Éste es un libro sobre cómo un muchacho encontró su pasión recién entrado en la pubertad, inició un proyecto con muy pocos recursos, buscó cofundadores, triunfó, tropezó, aprendió del fracaso y volvió a levantarse. Ésta es también la historia de alguien que cambia el mundo todos los días y que quiere descubrirnos cómo podemos cambiarlo también nosotros.

TENGO 18 AÑOS Y NI ESTUDIO NI TRABAJO - ¡Monto Empresas Y Vivo Haciendo Lo Que Me Gusta!

Pregunta por más información sobre

Luis Iván Cuende

Contacto