Líder Digital

Jacinto Llorca es escritor, conferenciante internacional, analista y consejero de negocio.

 

A continuación compartimos un fragmento de uno de sus últimos artículos:

 

“No sé el tiempo que llevamos hablando de omnicanalidad, pero es uno de esos temas que parecen eternos y que nunca se acaban. Es complejo, pero es cierto que es, o debe ser, uno de los grandes objetivos a hacer realidad por parte de las empresas que quieran avanzar hacia el futuro.

Cuando pienso en lo que ocurre en retail y gran consumo, tengo la sensación de que en esto de la omnicanalidad hay mucha preocupación por los canales paralelos y alternativos, mientras que poco a poco se está dejando de atender lo que ocurre en el punto de venta, o al menos se le presta menos atención, como si fuera una realidad que ya está superada porque siempre ha sido el hábitat natural de las marcas. Esto es un error: cuando una fortaleza deja de trabajarse con orientación a la innovación y la mejora continua, al final hay un gran riesgo de convertirla en una debilidad. Y está pasando, con lineales muchas veces desdibujados, con marcas que pasan desapercibidas en el lineal y con puntos de contacto entre marca y consumidor que no ofrecen ningún valor diferenciador.

Insisto: reforzar mucho los nuevos canales o puntos de contacto con el cliente, con más presencia en e-commerce, más negocio M2C (o DTC, Direct-To-Consumer, como se ha querido rebautizar ahora), más comunicación online, más tecnología en puntos que no son relevantes… en detrimento de la presencia en el punto de venta, definitivamente no es buena idea. Sobre todo, porque es en el punto de venta donde, la realidad nos dice, las marcas de gran consumo se siguen jugando la vida.

Según Kantar, el 67% de los consumidores españoles deciden qué marca van a comprar en la propia tienda. Eso es mucho. No matemos al lineal, todo lo contrario, como podemos ver las marcas tienen un importante margen de influencia sobre el comprador si trabajan bien su merchandising y activación en el punto de venta. Y aquí es donde la figura del GPV cobra una relevancia imprescindible para aquellas marcas que deseen seguir siendo competitivas en su mercado.
En estos momentos el rol del GPV (Gestor de Punto de Venta) es más crucial que nunca, si bien es cierto que no todas las compañías que facilitan servicios de GPV son iguales, ni mucho menos. (…)”

Puedes leer el artículo completo en el siguiente enlace: https://www.jacintollorca.com/gpv-influir-para-ganar-en-el-punto-de-venta/