El periodista y presentador de televión, Quico Taronjí, ha emprendido una nueva aventura que tiene como destino final Oporto, recorriendo novecientos kilómetros aguas abajo, para convertirse en el primer hombre que lo hace en paddel surf.

 

 

Quico Taronjí speaker, conferencia, aislado, aventura. BCC Conferenciantes

 

 

Quico Taronjí, periodista entre otros programas de Aquí la Tierra (TVE) y aventurero de raza -en 2013 se lanzó a navegar el Mediterráneo en solitario y sin asistencia a bordo de un pequeño trimarán-, ha iniciado hoy su particular descenso desde Garray y esta noche tiene previsto dormir en la iglesia de Santa María, en Ituero.

“La primera parte ha sido muy dura. Entre Duruelo y Salduero, hay unos saltos de agua y unos rápidos impresionantes y me he llevado una buena paliza del río”, ha declarado. Taronjí se ha llenado de heridas y golpes en la cuenca alta del Duero y tras hacer noche en Garray, ya no parará hasta acabar el Duero español. El aventurero, que dormirá al raso en este recorrido, tiene previsto realizar el jueves una parada en Almazán y después en el monasterio de la Vid -martes, 21 de febrero- y en Zamora, capital en la que estará el 3 de marzo.

El 5 de marzo tiene previsto llegar a la presa de Villalcampo y a partir de ahí empezará a estructurar las etapas portuguesas del Duero. Taronjí ha planificado una media de 30 kilómetros diarios en su particular travesía por aguas del Duero, encima de una tabla donde también lleva su saco de dormir.

“Cuando puse en marcha el blog de aventura y la web, decidí afrontar un reto duro para darle contenido y me decidí por recorrer el Duero, en invierno, en paddle turf”, ha explicado. Taronjí, cuya aventura se puede seguir en Nautia360, se quiere plantear otro reto, para finales de año, que consistiría en cruzar los 9.000 kilómetros del Océano Atlántico en una embarcación a vela, con el objetivo de conseguir un récord del mundo de distancia.

Quico Taronjí está especializado en programas de navegación y aventura como Capitán Q (TVE1), galardonado con el premio Q de Calidad Turística 2014 otorgado por el ICTE.  En 2013, lideró el reto “Aislado” navegando el mar Mediterráneo a bordo de un kayak trimarán en solitario y sin asistencia. El proyecto logró dos récords: la distancia más larga navegada sin escalas en este tipo de embarcación (Menorca – Cerdeña – 200 millas náuticas) y la distancia más larga con paradas 1800 km entre Sotogrande y Túnez. Una aventura vital de un hombre que siguió el anhelo de su alma y se echó al mar huyendo de sus miedos y temores. Una sincera búsqueda interior sin condiciones, cruda, incluso a veces salvaje; un canto a la libertad; el testimonio de un superviviente; una historia motivadora sin precedentes de sacrificio y lucha (con final inesperado) de la que todos somos partícipes.