Luis Iván Cuende

“La paradoja del niño prodigio”. Cofundador de Aragon y Stampery.

Forbes 30 under 30. Mejor programador europeo menor de 18 años en el certamen HackNow.

Luis Iván Cuende speaker, conferencias, keynote speech
Español · Inglés

Luis Iván Cuende aprendió a programar con 11 años, con 12 diseñó su primer sistema operativo y con 15 ganó su primer premio en Berlín. Cuando contaba con menos de 20 años ya había conocido el fracaso y había escrito un libro contra el sistema educativo Tengo 18 años y ni estudio ni trabajo: ¡Monto empresas y vivo haciendo lo que me gusta!”.

 

La prestigiosa revista Forbes le incluyó en la lista Forbes 30 under 30, la clasificación de los 30 jóvenes menores de 30 años más brillantes del mundo en el ámbito tecnológico.

 

Luis Iván Cuende fue elegido el mejor programador de Europa y ha sido consultor de la vicepresidencia de la Comisión Europea, una especie de “consejo de sabios” cuya función es asesorar a la organización en las cuestiones de tecnología y el ecosistema digital.

Actualmente, Luis Iván Cuende es cofundador de Aragon, una startup española creada en 2016 que nació, según explican en su web, para “traer la transparencia y la gobernanza independiente al frente de la gestión de una organización. Más concretamente, Aragon se dedica a construir “herramientas” para la próxima generación de compañías que aprovecharán los cambios que se generarán con el desarrollo del blockchain e Internet. De hecho, Aragon afirma haber creado una “jurisdicción digital” sin barreras nacionales.

 

Luis Iván Cuende y sus cofundadores hicieron historia siendo el cuarto mayor crowdfunding de todos los tiempos y el número 1 en crypto. Recaudaron 25 millones de dólares en 20 minutos.

 

Asimismo, Luis Iván Cuende está utilizando la tecnología blockchain de bitcoin para autenticar documentos, correos electrónicos y contratos online con su start-up Stampery, que actúa como un notario digital para vincular y garantizar la comunicación online, incluidos los contratos comerciales, los testamentos o la propiedad intelectual. En Stampery, Luis Cuende es también cofundador y consultor, pero esa misma labor de asesoramiento la aplica en otros proyectos emprendedores en el ecosistema digital con los que colabora actualmente, como “district0x”, Primitive, Status, Decentraland, Keep o Gems.

Anteriormente, trabajó en la elaboración y puesta en marcha del software Asturix, su primer proyecto que consistía en un sistema operativo libre y gratuito basado en Linux. También fue cofundador y consejero delegado de la plataforma de crowdfunding Unpatent que se encargaba de aglutinar las búsquedas para invalidar patentes incorrectas.

Hay que destacar que la mayoría de start-ups que asesora Luis Iván Cuende se dedican a buscar y desarrollar aplicaciones para blockchain y las criptomonedas bitcoin y Ethereum, un instrumento que muchos consideran el futuro de las finanzas.

Emprender con éxito

Innovación y Tecnología

Software Libre

Programación Informática

Bitcoin

Desarrolladores

Motivación

TENGO 18 AÑOS Y NI ESTUDIO NI TRABAJO - ¡Monto Empresas Y Vivo Haciendo Lo Que Me Gusta!

«Me di cuenta de que llevaba seis años siendo alienado por un sistema educativo totalmente obsoleto. Me rebelé contra ese sistema y decidí dedicar mi tiempo a mi pasión.» Así empieza la historia de Luis Iván Cuende. Después de ser premiado mundialmente, este emprendedor precoz no ha parado ni un momento de innovar y desarrollar proyectos. Ha conocido el éxito y el fracaso, aprendiendo por el camino que los valores que promueve nuestra sociedad ya no valen para este siglo. Cuende reivindica una educación para la creatividad y la inspiración, que añada valor a lo que hacemos y prepare a los más jóvenes para salir adelante. Descubierta su gran pasión, Cuende practica desde hace años una filosofía de vida basada en intentar hacer sólo lo que le gusta. Aplicando esta sencilla regla, asegura, cualquier ser humano estará más cerca de encontrar la felicidad. Además, Cuende dice que con su trabajo aspira a ayudar a los demás, tratando de hacerles la vida más sencilla. Y no le tiembla el pulso a la hora de exponer su deseo último: cambiar el mundo. No con grandes descubrimientos revolucionarios, sino simplemente mejorando las cosas, intentando dejarlo todo mejor de lo que estaba cuando llegó a este planeta. Éste es un libro sobre cómo un muchacho encontró su pasión recién entrado en la pubertad, inició un proyecto con muy pocos recursos, buscó cofundadores, triunfó, tropezó, aprendió del fracaso y volvió a levantarse. Ésta es también la historia de alguien que cambia el mundo todos los días y que quiere descubrirnos cómo podemos cambiarlo también nosotros.

TENGO 18 AÑOS Y NI ESTUDIO NI TRABAJO - ¡Monto Empresas Y Vivo Haciendo Lo Que Me Gusta!

Pide información sobre

Luis Iván Cuende

Contacto