Teresa Viejo, periodista de formación académica y escritora vocacional, distribuye su tiempo entre la radio, la televisión, la cercanía con los lectores y sus frecuentes conferencias y talleres. Lo suyo es la comunicación con mayúsculas, y en su versión docente descubre sus secretos a quien tenga ganas de sacar lo mejor de sí mism@. Asimismo, Teresa Viejo fomenta la curiosidad como ingrediente esencial para impulsar un «liderazgo curioso» en las organizaciones que actúe como catalizador del talento y del desarrollo empresarial y personal.

A continuación, compartimos contigo un pequeño extracto de la reflexión que ha publicado en su página web:

“Las preguntas adecuadas nos ayudan a descubrir el sentido de la vida.

 

Te sugiero que te hagas preguntas poderosas, tal y cómo hace la doctora Dra. Paloma Fuentes, que es la primera Gerente de la Felicidad en una empresa española (Mahou-San Miguel):

 

¿Qué es para ti una vida feliz?
¿Qué tendría que suceder para que la tuya lo fuese?

 

O como Sri Prem Baba psicólogo brasileño reconvertido en gurú del amor a través de su movimiento Awaken Love (despertar el amor), que ha establecido un método de crecimiento basado en dos pilares: uno la meditación y otro el autoconocimiento o la curiosidad personal.

 

La pregunta más importante que debemos hacernos, según Prem Baba es:

¿Qué he venido a hacer a este mundo más allá de ser ………… puntos suspensivos? Y escribe en dichos puntos lo primero que te venga a la cabeza cuando pienses sobre ti: ¿Abogado? ¿Maestra? ¿Padre o Madre? ¿Esposa? …
No es una respuesta fácil, en especial si te alejas de los lugares comunes; si eres capaz de prescindir de las máscaras bajo las que nos emboscamos y te lanzas a bucear en ti. Pero las preguntas que inspira la curiosidad son vitales para trascender del hacer al estar, y de ahí al ser.

 

Aprende a distinguir entre el hacer, el estar y el ser.

Buena parte de las personas con las que interactúo durante el día se sitúan en el hacer y si bien el hacer nos vuelve productivos, también nos aleja de nuestra presencia. ¿No te sucede que, a veces, cuando preguntas a alguien “Oye, ¿cómo estás? ¿Qué tal todo? ¿Cómo te va?”, la respuesta sea algo parecido a “Muy bien, trabajando mucho. Me han encargado un nuevo proyecto y no paro” En realidad, no has preguntado qué estás haciendo hoy sino cómo te encuentras, pero compartir nuestra emocionalidad con los demás nos turba. Nos muestra vulnerables.
El HACER alude a las cosas, el ESTAR a nuestras emociones y el SER a nuestra esencia.

El ESTAR y el SER también (…)”

 

Puedes leer el post completo en el siguiente enlace: https://www.teresaviejo.es/el-camino-del-autoconocimiento/